NUEVAMENTE LA CIUDAD FUE TESTIGO DE LA FURIA DE LA NATURALEZA

Si bien, el fenómeno no se fue de la magnitud de lo ocurrido aquel 22 de diciembre de 2017, hubo voladuras de techos, caídas de ramas y anegaciones en viviendas.

El Servicio Meteorológico Nacional había emitido un alerta para nuestra región. El municipio ante esto, decidió suspender la noche de carnaval hasta nuevo aviso.
Pasadas las 22.30 hs se empezaron a sentir las primeras ráfagas y el temporal enseguida se hizo notar. La situación no se asemejó a la de la noche del 22 de Diciembre de 2017, pero el viento y el agua generaron numerosos problemas.
Los bomberos voluntarios de nuestra ciudad tuvieron al menos 22 asistencias durante la madrugada del lunes entre voladuras de techo, caída de tapial, anegaciones, caídas de ramas y plantas y hasta una colaboración en Ruta 8 por caída de ramas.

INFORME EMITIDO POR BOMBEROS VOLUNTARIOS CON LAS SALIDAS DESDE LAS 22.50 A 4.00 HS

Por su parte, el personal municipal estuvo abocado, ya desde la mañana a primera hora del lunes al despeje de los daños ocurridos en sectores de la ciudad como la Plaza San Martín, la Villa Deportiva, y demás calles.
También, el fenómeno dejó sin luz a gran parte de la población. La Cooperativa Eléctrica de Colón hasta el momento repuso casi en su totalidad el servicio en todo el partido de Colón, salvo en El Arbolito donde durante este martes continuaban las tareas.

Deja un comentario